Muchos de vosotros practicáis deporte a diario, sin pensar en que los esfuerzos que implican su práctica pueden provocar que los pies se vean afectados junto a otras partes del cuerpo.

En Flexor, somos expertos en la biomecánica del pie, es por eso, que en este blog hablaremos de los deportes que más afectan a los pilares de nuestro organismo.

Según varios estudios del Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid, los deportes que más afectan a los pies son: el fútbol, el baloncesto y la danza.

El desarrollo de estas actividades físico-deportivas, implican determinadas posturas, impactos y movimientos frecuentes en la estructura del pie, es decir, en sus músculos, huesos, tendones y ligamentos, que provocan que las articulaciones se fuercen en exceso.

Éste hecho, provoca problemas o anomalías en la extremidad inferior que suelen presentarse a largo plazo.

 

¿Cómo se producen éstas lesiones?

  • Impacto con el balón en los pies.
  • Impacto del pie con el suelo al frenar.
  • Impacto con el pie con el suelo al saltar.
  • Posibles pisadas.
  • Giros inesperados en carrera.

 

¿Es peligroso que mi hijo/a practique alguno de estos deportes de pequeño?

No, la respuesta es NO, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias, como un calzado adecuado y adaptado a cada uno de los deportes, calentamiento y estiramiento post-pre partido.

Es recomendable que los niños/as acudan al podólogo desde los 4 o 5 años, ya que en pleno desarrollo, un estudio o control de la salud puede evitar riesgos de lesión a largo plazo.

Y sobre todo, a esas edades, deben tomarse ese tipo de actividades como una diversión, un momento de juego, y no como un deporte que implique un exceso de esfuerzo, ya que esto puede ser perjudicial.