La confección de plantillas es una de las labores más personalizadas del sector, y es que cada persona puede presentar una estructura distinta de pie, así como diferentes patologías o problemáticas vinculadas al mismo. Además, también hay que tener en cuenta las distintas circunstancias específicas derivadas de la acción para la cual se hará uso del producto: trabajo, día a día, correr, ciclismo, etc. Es por ello que existen dos grandes premisas para hablar de plantillas ortopédicas: tipos y necesidades. Cada necesidad ha de quedar cubierta por un tipo de plantilla confeccionada con los materiales adecuados.

En Flexor somos especialistas en la biomecánica del pie, y por ello, nos encargamos de proporcionar a cada necesidad una respuesta más que satisfactoria y adecuada.

Para que conozcas un poco más sobre plantillas ortopédicas, tipos y necesidades, a continuación hacemos un breve recorrido por los materiales más comunes utilizados para su confección y sus aplicaciones.

¡Toma nota!

Plantillas de látex

Son las plantillas que cuentan con el látex como componente principal. El látex o espuma de látex se caracteriza por proporcionar una estructura espumosa, suave y flexible al producto.

Ideales para aportar confort al calzado, paliar patologías específicas y realizar deporte.

Plantillas de poliuretano

Se caracterizan por ser plantillas con una elevada capacidad de absorción de impactos, gran confort y transpiración. Están fabricadas con un material espumoso y con memoria elástica, y su diseño permite una mayor superficie de contacto con el arco y el talón, lo que favorece el alivio.

Recomendadas, sobre todo, para uso deportivo, ya que puede contribuir a reducir los dolores plantares y las posibles lesiones.

Plantillas de resina

Este tipo de plantillas están confeccionadas con resina termo–moldeable, ideales para la podología y la ortopedia. Se caracterizan por su extrema finura, sobre todo en puntera, lo que permite que se puedan adaptar fácilmente a cualquier tipo de calzado.

Su uso, como hemos comentado, está muy dirigido al sector de la podología y la confección de plantillas personalizadas.

Componentes de caucho

Finalmente, el caucho es un material que presenta diferentes durezas y colores. Este material se utiliza sobre todo en componentes de la plantilla, como taloneras y arcos, entre otros. Generalmente tienen un uso médico-terapéutico, ya que las características de este material son las ideales para plantillas de corrección, contención, etc.

Ahora ya conoces algo más sobre plantillas ortopédicas, tipos, necesidades y los materiales utilizados. ¿Quieres saber más? No te pierdas nuestro blog.