Cada día más personas utilizan ortesis plantares (plantillas), ya sea para tratar alguna patología o deformidad, o bien para estabilizar la propia forma de caminar.

El objetivo de las plantillas es lograr con ellas la postura correcta de los pies y disminuir el dolor durante la bipedestación y la marcha. En el adulto, el dolor de los pies, ya sea de origen mecánico o inflamatorio, es muy frecuente y es causa de numerosas bajas laborales y trastornos sociales.

Quién debe usar las ortesis plantares

En realidad todos deberíamos usar este tipo de auxiliares de forma preventiva, aunque generalmente las personas las usan cuando ya existe dolor, cansancio o alguna situación anormal que requiere atención médica. No obstante, algunas veces el problema pudo haberse evitado o disminuido si los pies se hubiesen protegido adecuadamente.

En los niños con pie plano, pie plano valgo, hiperlaxitud ligamentaria, o patologías similares, la ortesis plantar fisiológica es ideal para completar el tratamiento. Por su parte, los adultos que realizan actividades deportivas o recreativas, encontrarán en las plantillas una maravillosa alternativa de comodidad que los hará aún más activos.

Objetivo de las ortesis plantares

El empleo abusivo que en ocasiones se hace de ellas, lleva a que no siempre se tengan en cuenta las reglas biomecánicas precisas para su prescripción y confección.

El principal objetivo de las ortesis plantares se logra cuando la plantilla evita los movimientos compensadores anormales, controla la buena postura del antepié y mantiene el retropié en posición neutra. O lo que es lo mismo, cuando conservan el ángulo anatómico correcto entre el antepié y el retropié, y entre la pierna y el plano horizontal del suelo, con el fin de conseguir los movimientos normales y sin dolor en cada fase del ciclo de la marcha.

La plantilla ideal es aquella que mantiene un perfecto equilibrio del pie en posición estática y dinámica, y una amortiguación selectiva, especialmente durante la marcha. O sea, la ortesis confeccionada con una forma y un material capaces de combinar la acción de soporte y distribución homogénea de la carga.