En Flexor somos especialistas en diseño y fabricación de plantillas y accesorios que contribuyan positivamente en la salud y la comodidad a las personas: especialmente en plantillas de látex sintético, por sus propiedades inigualables como el confort, la transpiración, la amortiguación y la capacidad de recuperación, entre otras.

En múltiples ocasiones os hemos hablado de las ventajas que hacen del látex un material excepcional para la fabricación de plantillas.

Esta vez, pondremos valor a las diferencias entre el látex y la espuma de poliuretano termo-conformada, uno de los materiales más utilizados en la fabricación de plantillas que, sin embargo, en prestaciones se sitúa por detrás del látex.

A continuación os mostramos una breve relación de las ventajas del látex sobre la espuma de poliuretano termoformada que hacen de este material la mejor opción para la fabricación de plantillas.

Confort único

Como ya sabemos, el confort que ofrece la espuma de látex es insuperable. Esto se debe a que su elasticidad permanente es muy superior a la espuma de PU termoformado, que combinada con el diseño anatómico de las plantillas, da lugar a una sensación constante de comodidad única.

Regulación térmica

El látex SBR Flexor tiene una alta capacidad de absorción del sudor y de regular la temperatura. Mientras que la espuma de PU aumenta su temperatura fácilmente, la espuma de látex presenta un efecto termo-regulador que permite una sensación térmica de bienestar. Gracias a ello, se mantiene el pie seco, previniendo la aparición de bacterias y mal olor.

Amortiguación

Gracias a la estructura elástica y de poro abierto, la espuma de látex presenta una capacidad de amortiguación que dobla el valor de la espuma de PU termoformada, consiguiendo una alta capacidad de absorción de impactos y devolución del impulso tras cada paso.

Recupera su espesor

Debido a la estructura uniforme de micro burbujas del látex, la capacidad de recuperación es tres veces mayor a la de espuma de PU termoformada. Mientras que ésta presenta una deformación permanente tras pocas horas de uso de la plantilla, el látex recupera su espesor, manteniendo sus propiedades y ofreciendo las mejores prestaciones a cada paso.

Y por si fuera poco, favorece la correcta distribución de presiones y aumenta el tiempo de uso del calzado con sensación de confort. Es reciclable y, al ser 100% sintético, es hipo-alergénico. Un material incomparable y lleno de propiedades que se ha convertido en la mejor elección a la hora de la fabricación de plantillas.