Como muchos de vosotros/as sabéis, la fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor en el pie, concretamente en la parte del talón.

Esta lesión implica la inflamación de la fascia plantar, tejido muscular que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies.

Este tipo de desgaste es muy común en los corredores, personas con sobrepeso, o personas que por su propia morfología del pie someten a la fascia plantar a una continua sobrecarga (pie plano, pie cavo rígido, etc). 

Por lo tanto, si padeces de sintomatología relacionada con la fascitis plantar, aquí te explicamos una serie de ejercicios que servirán para disminuir el dolor. Realizar una rutina de estiramientos antes de levantarse de la cama y antes de acostarse ayudarán a la activación muscular y ligamentosa del pie:

  • Estirar el pie de arriba hacia abajo 10 veces.

  • Estirar los dedos del pie hacia arriba.

  • Estirar la planta del pie con la ayuda de una toalla.

  • Estirar la pantorilla.

  • Rodar una pelota de tenis con la planta del pie.

Otros remedios que pueden aliviar el dolor, son:

  • Uso de una férula para dormir, que ayuda a mantener la extremidad en su posición correcta.

  • En verano, utilizar sandalias y calzado adecuado, de calidad, es preferible que cuente con un buen soporte de arco plantar.

Los ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento ayudarán a reducir la sintomatología de la fascitis plantar.

Es recomendable realizarlos, al menos, 2 veces al día y no realizar todos los ejercicios a la vez.