Para poder saber si es necesario el uso de plantillas ortopédicas, primero deberíamos definir qué son y para qué sirven.

Las plantillas ortopédicas son dispositivos médicos recetados que se utilizan dentro del calzado para corregir problemas en los pies y aliviar el dolor que estos puedan producir. Están hechas a medida para adaptarse a las diferentes morfologías que presentan los pies de cada paciente.

Su uso permite hacer una redistribución de las cargas y del peso que aguantan nuestros pies para evitar que haya zonas con sobrecargas, a la vez que sirven para corregir algún tipo de deformidad de los pies.

¿Cómo sé si tengo una sobrecarga o deformidad en mis pies?

Para detectar estos aspectos, deberemos centrarnos en una observación minuciosa de nuestros pies, y fijarnos si cumplimos alguna de las siguientes indicaciones:

  • Dolor en la planta del pie
  • Rampas en la planta del pie
  • Cansancio muscular en piernas y pie
  • Tener una pierna más corta que la otra
  • Trabajar durante muchas horas de pie

 

¿Qué beneficios obtendremos?

El uso de plantillas ortopédicas a medida proporcionará un reparto equitativo de las presiones plantares y un alivio de las dolencias que puedan aparecer derivadas de las diferentes patologías de los pies, adaptándose siempre a la morfología podal de cada paciente.

Además, se obtendrán beneficios adicionales como:

  • Evitar sobrecargas
  • Evitar cansancio
  • Ganar estabilidad
  • Ganar amortiguación
  • Aumentar la comodidad del calzado
  • Incrementar nuestra calidad de vida
  • Evitar lesiones o dolores de espalda
  • Prevenir lesiones del tren inferior

 

En Flexor S.A. somos especialistas en la biomecánica del pie, y desde 1963 aportamos salud y comodidad a las personas.

Nuestra mayor satisfacción, es conseguir que las personas sientan el bienestar que aportan nuestras plantillas diseñadas con las mejores tecnologías.