Ya hemos adelantado que, como amantes del deporte, el verano no puede convertirse en una excusa para no practicarlo. Por ello, en este artículo queremos mostrarte algunas de las opciones deportivas más veraniegas. Una serie de prácticas que puedes combinar a la perfección con tus vacaciones. Eso sí, haremos hincapié en el equipamiento de cada uno de los deportes y de la necesidad de cuidar de tus extremidades con plantillas con amortiguación del pie.

Si tú también eres un apasionado del deporte, toma buena nota.

¡Que empiece el verano de tu vida!

Deportes de agua

Sin duda, son los deportes por excelencia del verano. Una serie de actividades que tienen lugar en el mar. Desde el buceo, donde cambiamos las plantillas con amortiguación del pie por las aletas y el mono, hasta el surf, pasando por el esquí acuático, la vela y un largo etcétera.

Este tipo de deportes requieren de cierta preparación, dependiendo de los niveles. Por ello, si es la primera vez que los practicas, asegúrate de contar con el equipamiento adecuado y de ir acompañado de un experto.

Deportes de playa

La playa es otro de los lugares en los que practicar deporte en verano. Vóley playa, fútbol playa e incluso las palas. Una serie de actividades entretenidas y más que divertidas para las que no hace falta más que ganas de jugar y alguna que otra pelota.

Como sabrás, la densidad de la arena de la playa, además de las altas temperaturas, hace imposible el uso de calzado y, por ende, también el de cualquiera de las plantillas con amortiguación del pie. Aun así, asegúrate de calentar mínimamente antes de jugar, e inspecciona la zona para evitar que haya objetos punzantes o piedras que puedan ocasionarte una lesión.

Deportes de naturaleza

El verano también es perfecto para retirarte en la montaña y contemplar la naturaleza. Los amantes de este tipo de deportes sabrán de lo que hablamos. Desde senderismo hasta cycling, además de otros deportes más aventureros, como el rafting, el barranquismo o la escalada.

Todas estas prácticas requieren de un equipamiento adecuado: cascos, arneses, calzado específico, plantillas con amortiguación del pie, etc. Además, la inspección del lugar, en el caso de cycling y senderismo, junto con la formación y la experiencia, para los deportes de aventuras, son imprescindibles.

Deportes de ciudad

Finalmente, los deportes de ciudad. Una serie de prácticas deportivas para aquellos que permanecemos en la urbe durante el verano o los que aprovechan cualquier escapada turística para seguir ejercitándose.

Hablamos de running, patinaje, pádel, tenis o golf, entre otros. Deportes que pueden practicarse en cualquier estación del año, siempre que el tiempo y las temperaturas lo permitan. Además, sólo requieren de un equipamiento preventivo, como las plantillas con amortiguación del pie.

¡Que nada te frene!

Este verano, disfruta al máximo de tu pasión y vive unas vacaciones diferentes. Pero no te olvides de tus pies. Hazte con un equipamiento adecuado y que no falten las plantillas con amortiguación del pie.

¡Tus pies lo agradecerán!