Desde Flexor te ofrecemos una serie de recomendaciones para que puedas preparar tus pies para la próxima estación. Sólo hay que tener en cuenta algunos consejos como la hidratación, la transpiración y el uso de plantillas y accesorios para mejorar el confort del calzado, entre otros aspectos.

Y es que el invierno está a punto de llegar, y con él, el frío y el uso de zapatos cerrados. Una serie de características que, a pesar de lo que pueda parecer, pueden afectar al buen estado de nuestros pies

Toma buena nota de lo que te mostramos a continuación y vela por la salud de tus pies.

¡Empezamos!

Bajas temperaturas, hidratación y cuidados

Como hemos mencionado, el frío característico del invierno es uno de los primeros factores a tener en cuenta para el cuidado de nuestros pies. Las bajas temperaturas pueden afectar de forma negativa a su salud, y es que pueden producir algunas patologías en la piel, como los sabañones.

Para evitarlos, abrigar nuestros pies es fundamental. Además, también es importante adquirir un hábito de cuidados diarios donde la higiene y la hidratación sean parte fundamental. Hidratar la piel de los pies puede evitar la aparición de patologías, proporcionando además una mayor elasticidad a la piel.

Requisitos para el calzado

Además de las plantillas y accesorios para mejorar el confort del calzado, a la hora de elegir unos zapatos en cuestión es importante tener en cuenta una serie de requisitos que garantizarán la salud de nuestros pies en invierno.

El primero de ellos es la transpiración. Se trata de una cualidad fundamental que permite al pie liberarse del sudor, evaporándolo y evitando que se almacene dentro del zapato.

Junto a la transpiración, dependiendo de la función del zapato, la absorción del sudor también es importante, aunque son otros elementos, como las plantillas, las que pueden garantizarnos este requisito.

Finalmente, optar por zapatos que no sean demasiado apretados, que permitan una movilidad adecuada pero con sujeción, el material y la calidez o la comodidad son otros aspectos a contemplar.

Plantillas y accesorios para mejorar el confort del calzado

Y para terminar, las plantillas y accesorios para mejorar el confort del calzado, el complemento ideal. Son los encargados de pulir las cualidades de los zapatos, sea cual sea la estación y el uso que vayamos a hacer de ellos.

Desde plantillas deportivas hasta alzas, pasando por plantillas para el trabajo o los tacones altos, calcetines, y un largo etcétera. Una serie de elementos con los que lograr el máximo confort en el calzado y, por tanto, la mejor de las pisadas para este invierno.

¿Sabes ya cómo preparar tus pies para el invierno? Siguiendo unas premisas básicas, como el uso de plantillas y accesorios para mejorar el confort del calzado, tus pies estarán protegidos para la próxima estación.